Dependencia emocional: El miedo con piel de amor.

dependencia emocional

Resulta más fácil de lo que a simple vista parece caer en una relación tóxica. Una de esas relaciones en las que, sin darte cuenta, poco a poco te vas mermando, vas callándote, vas aceptando cosas que no te gustan del otro, normalizas el malestar, la tristeza o la rabia que sientes. Da igual en el ámbito en el que se de (familiar, de pareja, de trabajo, con amigos), una relación tóxica comienza en el preciso instante en el que alguna de las partes no se siente bien pero no consigue dejarlo.

Las personas con baja autoestima son propensas a involucrarse en este tipo de relaciones, creando una dependencia emocional con el otro y tratando de suplir así todas sus carencias afectivas. El miedo a estar solas, a no ser amadas, a no ser suficiente es tal, que prefieren quedarse en situaciones dañinas. Se crea una zona de confort en la que la necesidad de estar con el otro, los sucesos desagradables, esa sensación en el cuerpo de no estar a gusto; se vuelven lo conocido, lo que da seguridad, lo cómodo… y hace falta valor par salir de ahí.

La dependencia emocional bebe de la inmadurez afectiva y de la idealización del amor romántico si lo llevamos al terreno de las relaciones de pareja. Crecemos pensando en que el amor es para toda la vida, que el otro nos pertenece del mismo modo que nosotros le pertenecemos y de ahí que no seamos capaces de respetar ni respetarnos. Este tipo de amor crece dentro de los estereotipos, donde cada uno ejerce su papel de Príncipe azul y damisela en peligro, lo que lo hace incapaz de sustentarse en una realidad que los haga crecer como seres humanos únicos e independientes.

Signos que hablan de una dependencia emocional:

  • emotional-dependence-620x350-420x237Vives complaciendo al otro sin escuchar nunca tus necesidades.
  • Buscas validarte a través de lo que haces y esperas siempre la aprobación de los demás.
  • Tienes un constante sentimiento de culpa que te lleva a pensar que no te mereces nada y te conecta con tu poca valía.
  • Te descubres triste e insatisfecho, pero prefieres seguir adelante en una relación que te da más sufrimiento que alegrías.

Si te sientes así, no lo dudes, estás viviendo una relación tóxica fruto de tu dependencia emocional.

Pero, ¿de donde viene todo esto? Nuestras experiencias a edades tempranas, incluso lo que vivió y sintió nuestra madre durante el embarazo, provoca que desarrollemos conductas de este tipo, donde podemos pasarnos la vida entera buscando ese amor que no tuvimos, esa valoración que no nos llegó o esa seguridad que no fomentaron en nosotros.

Tras un buen proceso terapéutico tu vida estará en tus manos y tú decidirás hacia dónde quieres llevarla. No se trata de buscar culpables, sólo de comprender las causas y salir de ese lugar oscuro en el que ahora te encuentras. Anatheóresis es una forma excelente de hacerle frente a este tipo de patrones emocionales, ya que trabajamos con todo lo que ha ido quedando en el inconsciente y se ha instalado en nosotros como verdades absolutas, como por ejemplo: ‘no soy suficiente’.

Pide una cita y comencemos a avanzar hacia un camino en el que las relaciones sean desde el amor y no desde el miedo.

copertine2017

Nunca aceptes menos de lo que mereces. Recuerda que eres tu quien enseña a los demás como tratarte.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s